¿Eres expatriado? Infórmate sobre tu derecho a la pensión de jubilación española

6 Diciembre, 2022

En el momento de emigrar puede resultar extremadamente estresante intentar aclarar nuestras obligaciones y derechos con la administración de la seguridad social. Si eres de los que ya tienes una visa de trabajo o de residencia, ¡enhorabuena! Ahora es el momento de entender cómo funcionan las administraciones de ambos países para que puedas tomar las decisiones que mejor te convengan de cara a futuros derechos. Nosotros te ayudamos a tener claro el escenario en el que te encuentras y las posibilidades que existen para no ver perjudicada tu carrera de cotizaciones en el futuro por la emigración a EE.UU.

Lo primero que hay que tener claro es que, si se cotiza a diferentes sistemas de seguridad social, se adquieren derechos que generarán en el futuro prestaciones económicas, si se cumplen los requisitos que la normativa establece para ello. Por lo tanto, es posible tener más de una pensión reconocida por diferentes administraciones de diferentes países.

Un caso sencillo es el de aquel expatriado español que cuando alcanza la edad ordinaria de jubilación, independientemente de su lugar de residencia, cumple con los requisitos que la Ley General de la Seguridad Social establece para una pensión de jubilación española y también cumple con los requisitos que la Ley de Seguridad Social americana determina para la pensión de jubilación americana.

Con carácter general, el trabajador se le podrá reconocer una pensión de jubilación española contributiva si al alcanzar la edad ordinaria, tiene cubierto un período mínimo de cotización.

Por tanto, el primer requisito exige alcanzar la edad ordinaria de jubilación, que para el año 2023 es de 66 años y 4 meses. Esta edad irá aumentando escalonadamente hasta llegar al año 2027, a partir de entonces se exigirá tener 67 años para acceder a la jubilación. En el caso de que tengas largas carreras de cotización a lo largo de tu vida laboral, la edad ordinaria de jubilación se rebajará a 65 años. Para ello, en el año 2023, tienes que haber cotizado un mínimo de 37 años y 9 meses.

El segundo requisito exigido en el reconocimiento de una pensión de jubilación ordinaria es tener cubierto un periodo mínimo de cotización de 15 años, de los cuales al menos dos deberán estar comprendidos dentro de los 15 años inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho.

Si cumples con estos requisitos, el Instituto Nacional de la Seguridad Social te reconocerá una pensión de jubilación española, con independencia de tu nacionalidad y de donde residas. 

 

Si necesitas ayuda y asesoramiento en esta materia, contacta con nosotros para guiarte y tomar las decisiones adecuadas para tu futuro o el futuro de tu empresa.